top of page

La hormona que disminuye la inmunidad excesiva - cortisona

La cortisona y otros glucocorticoides

relacionados son extremadamente eficaces para frenar las reacciones inmunitarias excesivas. Sin embargo, hasta ahora se sabía muy poco sobre el mecanismo exacto. Un equipo de investigadores de la Charité - Universitätsmedizin Berlin, la Uniklinikum Erlangen y la Universidad de Ulm ha publicado en la revista Nature, que los glucocorticoides reprograman el metabolismo de las células inmunitarias, activando los "frenos" naturales del organismo a la inflamación. Estos hallazgos sientan las bases para el desarrollo de agentes antiinflamatorios con menos efectos secundarios y menos graves. Este estudio fue destacado también en la página web Science Daily.

En realidad, la cortisona, un glucocorticoide, está presente de forma natural en el organismo en forma de cortisol, una hormona del estrés. El organismo libera cortisol para mejorar las respuestas del cuerpo al estrés. El cortisol interviene en el metabolismo de los azúcares y las grasas, y afecta a otros parámetros como la tensión arterial y la frecuencia respiratoria y cardíaca. En dosis más elevadas, también inhibe la actividad del sistema inmunitario, lo que lo hace útil con fines médicos. Debido a su excelente eficacia, los derivados sintéticos de glucocorticoides que inhiben la inflamación, incluso más que la sustancia natural presente en el organismo, se utilizan para tratar una amplia gama de enfermedades inflamatorias inmunomediadas.

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page