top of page

¿Comemos insectos aunque no lo queremos?

En internet apareció un bulo que si el producto lleva símbolo de la rana, contiene insecto. Pues no, no es así, pero…


¿Qué me responderán si les pregunto cuándo fue la última vez que comieron un insecto? La mayoría de nosotros pensará que fue cuando éramos niños y nos pareció una buena idea, o que fue cuando mordimos una manzana con un bicho. Pues eso ya podría ser una respuesta equivocada.


Históricamente, muchas culturas de distintas partes del mundo han usado los insectos como una parte de su dieta. Los primeros testimonios de personas que comían insectos se datan del siglo 8 a.C. en Oriente Medio. Según estimaciones recientes, se consumen aproximadamente 2.111 especies de insectos en unos 140 países, con entomofagia (la ingesta de insectos por los humanos) documentada en todo el mundo: en Asia y Australia y en África y América. Se estima que el 92% de las especies de insectos comestibles conocidas son de recolección silvestre, el 6% son semidomesticadas y el 2% son cultivadas. Entre las especies de insectos comestibles silvestres conocidas, el 88% son de origen terrestre y el resto se recolectan en ecosistemas acuáticos.


En los últimos años, la Unión Europea está tomando en serio la idea de que los insectos serán la comida del futuro. Según el reglamento vigente, están permitidos los siguientes insectos para el consumo:

· Larvas de Tenebrio molitor (Gusano de la harina) - Congelada, desecada y en polvo (Reglamento 2021, Reglamento 2022)

· Locusta migratoria (Langosta migratoria) - Congelada, desecada y en polvo (Reglamento 2021)

· Acheta domesticus (Grillo doméstico) - Congelada, desecada y en polvo, Polvo parcialmente desgrasado (Reglamento 2022, Reglamento 2023)

· Larvas de Alphitobius diaperinus (escarabajo del estiércol) - Congelada, en pasta, desecada y en polvo (Reglamento 2023)


Además de los insectos mencionados, los siguientes están en proceso de transición:

· Apis mellifera (Abeja)

· Hermetia illucens (Mosca soldado negra)

· Gryllodes sigillatus (Grillo rallado)

Otro hecho llamativo es que los insectos solo tienen que figurar en la lista de ingredientes, pero no son visibles a simple vista. Por supuesto, la inmensa mayoría no solo menciona que su producto está fabricado a base de insectos, sino que incluso presume de este hecho.

¿Estamos preparados para comer las moscas que intentamos alejar de nuestra comida, o sería mejor que seamos vegetarianos?


Referencias externas:

15 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page